Confederación

ASPERGER ESPAÑA


     Libros


El niño que yo fui




Lo que estás a punto de leer cambió mi visión de una circunstancia adversa surgida en un momento de mi vida.

Desde muy joven quise ser madre, siempre fui capaz de visualizar mis futuros hijos y casi imaginar toda la historia que habrían de vivir, llámese optimismo o llámese ilusión la idea de vida de esos, mis hijos, siempre incluía un futuro promisor, lleno de éxitos, de amores, de felicidad plena. Entre una y otra relación, metas y proyectos el tan anhelado embarazo llegó. No se me consultó sexo, tipo de cabello, color de piel, nada… Mi corazón de madre solo clamaba para que fuera un niño sano y amable. A los pocos meses supimos que había que soñar en colectivo, no era un solo niño; eran dos… Dios decidió premiar mi espera y mi ilusión con dos niños. Soñar e ilusionarme siempre fue fácil, solo era cuestión de cerrar mis ojos y aparecían ante mí escenarios distintos, personajes diversos y cualquier cosa era posible en esas historias que mi mente construía.

Un buen día, ante el miedo y la crítica constante de mi debilidad materna , en un frío consultorio se oyó la palabra “autismo” y ya no pude seguir soñando, todo era confuso, la duda constante, el miedo omnipresente y la desesperación insoportable. Me preguntaba por qué a mí? Por qué a uno de mis hijos? Todas esas historias se esfumaron de mi mente, el pánico inundaba mis días. No podía entender cómo siendo docente era tan complicado para mí todo lo nuevo que estaba ocurriendo con uno de mis niños, quizás nada era tan nuevo pero en esos días pude hacerme consciente y buscar información acerca de esa condición que es parte de mi niño. Mucho leí, mucho indagué pero nada lograba hacer regresar
mi fe y las esperanzas de aquellas historias que soñaba eran cada vez más lejanas. Tanto buscar información me abrumaba; no tenía capacidad para leerlo todo y al mismo tiempo atender los continuos “berrinches” de mi niño; ahora me daba cuenta que siempre fue diferente.


Un buen día me encontré en un escenario frente a Manuel Cedeño, autor de esta obra y en aquella conferencia, usando un lenguaje sencillo, logró lo que no habían logrado los múltiples contenidos que había descargado en mi computadora y que si bien me hacían entender teóricamente lo que sucedía, ninguno de ellos era capaz de adentrarme en el sentir de mi pequeño hijo. El hecho de conocer su condición en la adultez, sumerge a Manuel en una misión de vida que asume con humildad y compromiso.

Solo basta mirar un día de las interacciones que realiza en las redes sociales para notar el impacto de sus escritos en muchas familias que se encuentran en la búsqueda de una esperanza. Poder entender esta diversidad desde el punto de vista de quien la vive, nos hace más sencillo el trabajo cotidiano al lado de nuestros hijos, de allí la importancia de cada anécdota y cada escrito, por eso considero que es valioso entender teóricamente los trastornos del espectro autista (TEA) pero aproximarnos al sentir de los seres a quienes amamos, eso es sencillamente imprescindible.

En esta obra, además, se deja en claro que tenemos que avanzar hacia la sociedad inclusiva que muchos anhelamos, en múltiples oportunidades la gente se fija en el comportamiento externo del individuo y es más importante si desentona o molesta, que lo que está sintiendo ese ser humano y busca de expresar, tal vez de un modo socialmente incorrecto.

Nos alarma la indiferencia del mundo ante lo que cualquier niño con autismo puede estar sintiendo mientras es ignorado o incomprendido por pares y adultos, la batalla que lleva dentro de sí, algunos niños explotan y otros como el que fue Manuel, se quedan paralizados y confundidos sin casi poder moverse.

Este libro te estimula a no ignorarlos, es una invitación a entrar en esa burbuja y darles lo que necesitan para poder expresarse mejor, entender lo que por intuición propia no pueden comprender como sí lo hacen otros niños y a ayudarlos a sentir la autoconfianza y el amor suficiente para convertirse en adultos felices y productivos.

Lic Iris Rivero, docente y madre de niño con TEA.


NOTA IMPORTANTE: El 30 % de las ventas de este libro será donado solidariamente por Manuel Cedeño al colectivo Asperger de España.



Libro disponible para su descarga (Formato PDF)

Descargar