DESTACADOS







Noticias / Comunicados de la Federación

  EXIGIMOS PROFESIONALES DE APOYO, NO EXCELENTES EGRESADOS BILINGÜES



  EXIGIMOS PROFESIONALES DE APOYO, NO EXCELENTES EGRESADOS BILINGÜES




EXIGIMOS PROFESIONALES DE APOYO, NO EXCELENTES EGRESADOS BILINGÜES

Ante la noticia publicada por El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte respecto a las becas de formación de egresados universitarios para realizar actividades de apoyo a la enseñanza en centros con especiales dificultades, no puedo rehuir manifestar mi total rechazo a dicha iniciativa y pedir su retirada. Y más que como representante de un colectivo como el de las personas con Síndrome de Asperger y otros Trastornos del Espectro del Autismo, lo hago como madre de dos posibles “víctimas” del programa que, como otros muchos niños de éste y otros colectivos desfavorecidos y vulnerables, necesitan apoyo educativo especializado a lo largo de su escolarización.

Según se recoge en la página web del Ministerio: “El programa tiene como objetivo fundamental propiciar la mejora de los resultados de los alumnos de centros docentes con especiales dificultades, y ofrecerles soluciones a los diferentes problemas que se plantean. La participación de los egresados universitarios seleccionados consistirá en actividades de apoyo a la enseñanza en horario escolar y extraescolar para centros sostenidos con fondos públicos con especiales dificultades, mediante atención especializada (adaptaciones curriculares, diseño e implantación de metodología específica, y otras medidas adecuadas a las necesidades del alumnado)”. Los destinatarios son “egresados universitarios en posesión del título de Maestro de Educación Primaria o de Grado equivalente, así como Graduados, Máster y titulados universitarios en ramas de conocimiento relacionadas con lengua castellana y literatura, lengua extranjera, matemáticas, ciencias naturales, y ciencias sociales, que hayan obtenido su título en los últimos 4 años”.

Si lo he leído bien, el objetivo es que Graduados/Licenciados en Matemáticas, Filosofía, Bioquímica, etc. sin el más mínimo conocimiento en pedagogía, trastornos de aprendizaje, valoraciones diagnósticas u organización del sistema educativo, puedan encargarse de “diagnosticar y solucionar dificultades de aprendizaje” a nuestros hijos. También pueden optar Maestros y Másteres, pero no para dar clases que sería lo lógico, sino para se limiten a “familiarizarse con la realidad” y apoyar a otros Maestros.

Ante esto, yo planteo lo siguiente al Ministerio de Educación: ¿Se necesita refuerzo? Contraten Pedagogos Terapeutas, Maestros de Audición y Lenguaje, Orientadores Escolares e incluso Enfermeros o Fisioterapeutas si es necesario. ¿Quieren gente que apoye a un Maestro de Educación Infantil, Primaria e incluso Educación Secundaria en horario escolar y extraescolar? Ya la tienen, y además no tienen que pagar cursillo de formación: para eso están los Técnicos Educativos y los Integradores Sociales, personas debidamente formadas en módulos de Formación Profesional que ahora están en el paro y que verán cómo un Licenciado en Biología con un 8,1 de expediente, que debería estar investigando con una beca FPU pero que se la han denegado, puede quitarles el puesto de trabajo sin haber pisado más colegio que aquel donde hizo primaria.

¿Quieren que ese chico brillante se “familiarice con esta realidad”? ¿Qué realidad? ¿La atención a la diversidad? Que se haga voluntario de una ONG dedicada a ello. ¿La realidad y funcionamiento de los centros educativos? Que se haga Maestro. Ah, no, que ya lo es. ¿No es Maestro sino Matemático? Que curse un Máster de Formación de Profesorado de Secundaria, que es lo que está regulado por ley. ¿Que no tiene dinero para cursarlo? Pues ahí tienen un buen objetivo para una parte de esos 22 millones. Y de paso, pueden aclararnos cómo van a encajar estos Másteres con los nuevos “Grados variables a la carta”, que no hemos oído nada al respecto y es un tema que nos tiene en vilo. ¿Que no saben en qué gastar 22 millones de euros para la mejora de los centros educativos? A nosotros se nos ocurren muchas ideas, pero para actuar con rapidez, lo mejor es que no le hagan perder el tiempo a las Comunidades Autónomas haciendo rankings de centros patéticos, y envíenles el dinero, que seguro que harán buen uso de él. ¿Que no pueden crear plazas porque no se pueden saltar la tasa de reposición? Elimínela, que los Ministros y el Gobierno están para cambiar decretos cuando éstos no valen.

Por mi parte, me temo que el centro donde estudian mis hijos, donde se agolpan hasta 10 alumnos con Necesidades Educativas Especiales por aula saltándose toda la normativa al respecto, es susceptible de recibir a uno de estos Excelentes Egresados Bilingües. Me niego. Mis hijos, y sus compañeros, no pueden ser atendidos por simples “personas de apoyo”, por muy bienintencionadas y listas que sean. Exigimos para ellos lo que nos reconocen absolutamente todas las leyes educativas, hasta la polémica LOMCE, y que no tenemos: Adaptaciones Curriculares personalizadas y bien hechas, personal de apoyo especializado y auxiliares técnicos educativos que les ayuden entre otras a escribir y a manejar los cubiertos en el comedor cuando tienen dificultades motoras, a jugar con los compañeros en el recreo y a enseñar a los propios compañeros las normas básicas de la convivencia, el respeto a la diferencia y la apreciación de la diversidad.
22 Millones de euros dan para mucho, no los desperdicien. Y, sobre todo, no se rían de nosotros.


Paloma Martínez Ruiz
Presidenta Federación Asperger España (FAE)
Presidenta Asociación Asperger Madrid