DESTACADOS







Noticias / Comunicados de la Federación

  Educación tarda hasta nueve meses en diagnosticar a alumnos con TEA en Madrid



  Educación tarda hasta nueve meses en diagnosticar a alumnos con TEA en Madrid




Educación tarda hasta nueve meses en diagnosticar a alumnos con autismo en Madrid


Fuente: www.20minutos.es

-Hay casi 300 niños a la espera de evaluación por parte del equipo específico de Educación; del curso 2013-2014 quedaron 406 evaluaciones pendientes.

-Un equipo de apenas 16 personas tiene que atender las demandas de evaluación de autismo de todo el sistema escolar de la Comunidad de Madrid.

-Solicitan apoyo a Sanidad, Asuntos Sociales, y a los equipos generales de evaluación de Educación, además de más profesionales para su equipo. “Es inadmisible que tardemos nueve meses, sobre todo para los niños”, dice Juana Hernández, directora del equipo de evaluación para niños con TEA.


Unos 300 niños madrileños están esperando la evaluación de la Consejería de Educación para que se diagnostique si tienen un trastorno del espectro autista (TEA) y puedan recibir los apoyos necesarios en sus centros escolares, aunque pueden esperar hasta 9 meses por este examen.

El Equipo de Orientación Educativa y Pedagógica (EOEP) para niños con TEA empezó el curso 2014-2015 con 406 demandas de evaluación pendientes del curso anterior. En un plan de choque ante la cantidad de demandas acumuladas, logró resolver 280 entre septiembre y diciembre, por lo que tras las Navidades les quedaban pendientes unas 126 revisiones del curso 2013-2014. Sin embargo, en los primeros tres meses del curso 2014-2015 han recibido 160 nuevas demandas de valoración, con lo cual el “embudo” en enero sería del entorno de los 286 niños. “Es inadmisible que un servicio tarde nueve meses en cumplir una demanda: no es bueno para el servicio, tiene efectos terribles en la familia que espera que intervengas, pero sobre todo para el alumno”, explica Juana Hernández, responsable del EOEP de niños con TEA de la Comunidad de Madrid. Lo ideal, según Hernández, sería no demorar más de tres meses desde la demanda a la intervención: ''Siempre es mejor que intervengamos en un corto periodo de tiempo''. También las asociaciones de afectados reclaman una agilización del proceso.

“Es fundamental que el diagnóstico se realice de manera precoz y que el niño o la niña reciban una apropiada intervención temprana, ya que ello va a influir de manera importante en el desarrollo de la persona y en su calidad de vida”, dice Miguel Ángel de Casas, presidente de la Confederación Autismo España. Sin embargo, con un equipo de 16 personas para toda la Comunidad de Madrid, desde los 3 hasta los 21 años y tanto para colegios públicos como concertados, se hace difícil alcanzar ese ideal. “Nuestro rango es muy amplio, por eso tenemos demora, esto nos ha cogido un poco por sorpresa a todos los servicios de evaluación, tanto públicos como privados, estamos desbordados, con un exceso de lista de espera”, dice Hernández. Más incidencia, más peticiones La demora en la lista de espera se ha incrementado debido al aumento de las peticiones de evaluación y de la incidencia de los trastornos del espectro autista (TEA) en los últimos años.

“Tenemos importantes limitaciones porque en los últimos años se ha producido un incremento espectacular en el número de demandas de evaluación al haber aumentado la incidencia”, explica Hernández. Según la Federación Autismo Madrid, la incidencia de TEA ha aumentado en la región de 1 cada 10.000 nacimientos estimados en la década de 1970 a un caso entre 150 en la actualidad. La Consejería de Educación ha multiplicado casi por 44 la cantidad de centros preferentes para alumnos con trastorno generalizado del desarrollo (TGD), desde la creación en el curso 2001-2002 de los 3 primeros centros con aulas TGD hasta el curso 2014-2015, con 131 centros públicos y 47 concertados. Este curso se ha dotado al EOEP específico de TEA-TGD con dos nuevos profesionales, pero aun así no dan abasto. “Ha habido un avance importante, pero no hay que ser autocomplacientes, porque hay todavía mucho camino por recorrer”, señala Hernández. En caso de que se dictamine que el niño tiene problemas relacionados con TEA, según el grado de afectación se le puede asignar una plaza en un aula especial para niños con TGD, o bien puede recibir otro tipo de apoyos. Desde la Federación Autismo Madrid solicitan un incremento de los recursos, pero señalan que es indispensable la presión de la ciudadanía. “Los recursos educacionales para alumnos que tienen apoyos en centros específicos son insuficientes, pero si la gente no es sensible a este problema, ya podemos decir misa gregoriana que no nos van a hacer caso”, dice Christian Loste, presidente de la Federación Autismo Madrid.


Solicitan coordinación con Sanidad y Asuntos Sociales

Desde el EOEP de TEA solicitan también una mayor coordinación con otros equipos de evaluación, tanto de Sanidad como de Asuntos Sociales.

“Este no es un tema meramente educativo, también es de Sanidad y de Servicios Sociales: tenemos que hacer un plan de acción conjunto que ahora no tenemos”, dice. Hernández considera que Sanidad tiene más responsabilidad en las evaluaciones diagnósticas, y señala que en muchos casos existe una duplicidad en la evaluación que se podría ahorrar. “La evaluación tienen que venir de un solo lado, sin duplicidades, porque eso es un derroche de recursos”, explica. Aunque deja claro que no hay duplicidad en el tratamiento, ya que generalmente, cuanto más tratamiento específico tenga un niño con TEA, mejor. “Que los apoyos sí vengan de muchos lados, en eso no hay que escatimar”, dice Hernández. Además, señala que es necesario formar a los profesionales de la red general de orientación educativa para que sean capaces de realizar evaluaciones de los casos de menor complejidad. “No son medidas de hoy para mañana, la evaluación de un niño para saber si tiene TEA exige una formación y experiencia y, aunque los equipos generales puedan ir evaluando más, es lógico que muchas veces tengan que derivar, porque hay evaluaciones más difíciles que otras”, dice. Retos de cara al futuro, según el EOEP de TEA 1) Acabar con una lista de espera que no debería existir: Deben crearse más centros preferentes para dar respuesta a niños con informe favorable y sin acceder a su plaza. 2) Respuesta de calidad: A veces no se da porque los apoyos no tienen la cantidad ni calidad suficiente. O peor: no son estables, cambian cada año. Esto, sobre todo cuando los niños son pequeños, hace que la respuesta no pueda ser lo que hace falta. Necesitamos un plan de mejora para los centros TGD, no pueden cambiar los apoyos cada año. En primaria y secundaria están más acostumbrados a los cambios, pero a un niño en infantil, eso no es de recibo. Se necesita cantidad, calidad y estabilidad. Datos TEA en la Comunidad de Madrid 4.000 personas diagnosticadas. 675 en Educación Especial. 500 en Escolarización Preferente para alumnado con TGD. 2.190 en Colegios ordinarios con apoyos. 150 personas adultas en centros de día y residencias, más los adultos que viven en sus hogares y que participan de otros recursos. 189 aulas TGD en 174 colegios Unas 950 plazas (contando cinco plazas por aula).