DESTACADOS







Noticias / Comunicados de la Federación

  Características de niñas pequeñas con SA



  Características de niñas pequeñas con SA




Características de niñas pequeñas con síndrome de Asperger (Por Tania Marshall).


Publicado el 11 julio, 2014 de Florencia Ardón


Tania Marshall es una psicóloga con muchos años de experiencia trabajando en el área de autismo y ha escrito bastante sobre el tema, incluyendo un libro llamado “I am an Aspien Girl. Flying under the Radar: Asperger Syndrome, Autism and Females” sobre cómo muchas niñas con autismo “altamente funcional” o síndrome de Asperger (este libro se escribió antes de que ambos estuvieran considerados dentro del mismo espectro) y habla sobre las características, fortalezas y retos de niñas y adolescentes.

Esta lista de categorías es sobre particularidades y características de niñas en edad preescolar, que fue detectando con el paso de los años. Tania ha trabajado con cientos de niñas y mujeres a las que le ha tocado evaluar, observar, diagnosticar y tratar. Y basa la lista en sus propias observaciones y en investigación realizada por otros. La lista no está en ningún orden en específico y, como siempre, se pueden presentar algunas características en unas personas y no en otras, aunque Tania sí especifica que las considera comunes. Unas mujeres con Asperger son extrovertidas, otras introvertidas, en fin, diferentes entre sí, aunque haya un diagnóstico que las una.

Nota mía: Actualmente Asperger se cataloga dentro del espectro autista. Se trataría de alguien con autismo que no tuvo retraso obvio en la adquisición del lenguaje oral y que tiene un coeficiente intelectual en la media o por arriba de la media. Sí se tiene dificultad con la comunicación a nivel social (por ejemplo, no entender sarcasmo o ironía, no poder “leer” bien el lenguaje corporal de los “neurotípicos”), poca expresividad facial, requerir rutinas estrictas, sensibilidad atípica a estímulos sensoriales (oído muy agudo, alto umbral del dolor, sensibilidad a la luz, etc.). Muchos son considerados como “excéntricos” por sus compañeros que no tienen idea que tienen Asperger/Autismo. Lo del autismo “altamente funcional” se ha visto cada vez más que es una forma muy simplista que tenemos los “neurotípicos” (léase: no autistas) de distinguir a personas con autismo basadas en qué tanto apoyo requieren, su coeficiente intelectual o, incluso, que tanto “se les nota” el autismo.



Primeros indicios de Síndrome de Asperger en niñas en edad preescolar – Por Tania Marshall

1. Emociones intensas: Particularmente, ansiedad por separación de los padres, estrés, ansiedad o aflicción. Esto está unido a no poder ser consolada con muestras de afecto, distraída con un juguete o cambio en la situación o conversando con un adulto.

2. Sensibilidad sensorial: Frecuentemente se presentan sensibilidades sensoriales relacionadas a la visión, oído, gusto, olfato, tacto, equilibrio y/o movimiento, lo que se conoce como trastorno de procesamiento/integración sensorial.

3. Dificultad para enfrentar los cambios: Resistencia al cambio o dificultad para sobrellevarlo.

4. Habilidades del lenguaje: Rasgos atípicos o inusuales en el desarrollo del lenguaje.

5. Habla: Típicamente sin retraso en su desarrollo, pero podría ser que hable muy alto o bajito, de forma monótona o con acento extranjero.

6. Uso social del lenguaje: Dificultades semánticas (sentido, significado e interpretación de palabras o expresiones) o pragmáticas (usar el contexto para interpretar lo que se oye), forma de hablar muy formal y precisa, en general un tipo de conversación algo excéntrico.

7. Hiperlexia: Posiblemente aprendió a leer antes de ser educada formalmente. Frecuentemente, tienen un gran interés por la lectura y desarrollan un vocabulario muy avanzado.

8. Juego: Los adultos podrían notar que la niña no desea jugar con otros o más bien dirija los juegos, en lugar de jugar de forma cooperativa o recíproca. Podría decirle a los adultos que piensa que los niños de su edad la confunden o son aburridos o tontos. Posiblemente prefiera jugar sola, con animales o juguetes, o con niños.

9. Intereses: En general son diferentes a los de otras niñas, en su intensidad y calidad, en lugar de por el tipo de interés que sea. Frecuentemente, podría jugar en forma compleja, organizando, catalogando, coleccionando o agrupando cosas, en lugar de jugar con ellas. Podría escenificar algo que sucedió en su escuela o guardería.

10. Poco convencionales: Las niñas con Asperger no siguen esquemas o parámetros usuales, juegan de forma poco convencional. Algunas prefieren legos, areneros, camiones o carritos. Muchas tienen un estilo de pensamiento inusual o diferente, realizando miles de preguntas sobre cómo funcionan las cosas, por qué las cosas son como son, o por qué hace la gente, o dice, ciertas cosas.

11. Apariencia y vestido: Las chicas Asperger pequeñas pueden aparentar ser más “marimachas” o súper “princesitas”, normalmente dándole preferencia a ropa cómoda. Posiblemente quiera que le corten las etiquetas a la ropa y no le gusten las costuras en sus calcetas. Podría desear vestir la misma ropa diariamente. Algunas desean ser niños.

12. Imaginación: Frecuentemente “escapando” mediante ficción, libros, mundos de fantasía, hadas, unicornios, ponis, pegasos, hablar con amigos imaginarios, o animales imaginarios.

13. Escritura: Frecuentemente interesadas en escribir, y escriben sus propias historias, diarios o ficción desde edades muy tempranas.

14. Naturaleza y animales: Aman intensamente a la naturaleza y animales, frecuentemente prefiriéndolos a la gente. Tienen una relación y comprensión empática e intuitiva sobre los animales, en lugar de la gente.

15. Talentos: La mayoría, si no es que todas, tienen talentos que van desde el canto (“oído perfecto/absoluto”—Nota: es la habilidad de reconocer y reproducir notas musicales, es un talento muy infrecuente en la población general), arte (pintar, dibujar), facilidad para aprender idiomas, actuar, bailar, escribir, etc.

16. Determinación: Gran voluntad, determinación, terquedad y/o competitividad.

17. Expresiones faciales y emociones: Existe una discrepancia entre las expresiones faciales y los sentimientos. Por ejemplo, una sonrisa “falsa”, expresiones faciales muy intensas o ausentes, o inapropiadas para la situación.

18. Problemas de atención: Sus padres posiblemente la llevaron a un especialista para evaluar su oído, por estar ensimismada, por no responder cuando se le llama por su nombre, o por pensar que no oye correctamente.

19. Hiperempatía. Puede ser muy sensible a asuntos de justicia social, abuso a los animales, la naturaleza o los ancianos. Podría experimentar las emociones de los demás.

20. Intuitiva: Podría conocer o hablar sobre personas o eventos que no es posible que conozca. “Sabe” algunas cosas sin saber por qué las sabe.

21. Podría tener vértigo o marearse.

22. Chuparse el dedo hasta los 9 años.

23. Podría mostrar movimientos torpes.

24. Posiblemente quiera estar cargada o pegada a alguien todo el tiempo.

25. Podría tener problemas para dormir.



Marisol no fue diagnosticada con Asperger sino con “trastorno del espectro autista no especificado”, lo que quiere decir que no encajaba en autismo clásico (de “bajo” funcionamiento) ni en Asperger, porque sí mostró retraso en la adquisición del lenguaje oral. Varias de los puntos de esta lista sí los muestra, como la sensibilidad sensorial, dificultad para sobrellevar cambios, un tono de voz inusual (muy tierno, por cierto), efectivamente prefiere legos y carritos a muñecas, le interesa ver cómo funcionan las cosas (como el mecanismo para abrir y cerrar las puertas del carro, que son automáticas), súper determinada/terca/voluntariosa, expresiones faciales atípicas (la risa es muy bella y típica, pero la sorpresa más bien la imita, por ejemplo; no podemos prever qué es lo que hará basados en su cara, etc.), efectivamente, no responde de manera consistente cuando la llamamos por su nombre, tiene cierta torpeza al caminar (tropezarse con gente u objetos), le gusta estar cargada o acariciada, aunque en su caso posiblemente sea por su baja sensibilidad al tacto y otras cosas sensoriales. Por otra parte, la ropa no le molesta (de nuevo, baja sensibilidad al tacto) ni le presta mucha atención. No tiene problemas para dormir… sí aprendió muy rápido a leer pero no creo que llegue al grado de hiperlexia. Le gusta mucho leer y escribir, desde siempre le han llamado la atención los números y las letras. Cada persona es un mundo.