Confederación

ASPERGER ESPAÑA

Noticias / Comunicados de la Federación

  «El diagnóstico fue una liberación. De repente, todo tenía sentido»



  «El diagnóstico fue una liberación. De repente, todo tenía sentido»



El periódico de Ibiza

Entrevista – Sara Martínez, afectada de Síndrome de Asperger



«El diagnóstico fue una liberación. De repente todo tenía sentido»
C. Alcántara | Eivissa | 02/01/2017


Sara Alba Martínez Rodríguez fue diagnosticada de Asperger, un trastorno del espectro autista, hace un año y medio. Su trabajo en una asesoría lo compagina con sus estudios de Administración y Dirección de Empresas.

¿Cómo le diagnosticaron Asperger?

-Un día estaba viendo un reportaje en la televisión en el que salía el testimonio de un hombre de 50 años al que le habían diagnosticado Asperger. Me sentí muy reflejada con todo lo que iba contando. Me puse a investigar y me di cuenta que todo lo que me había pasado toda mi vida tenía sentido de repente. Me puse en contacto con la Asociación de Asperger de Ibiza para contactar con algún profesional y salir de dudas. Me remitieron a la doctora Magdalena Valverde y efectivamente era este síndrome.

¿Qué era lo que le hacía sospechar que le sucedía algo?

-Las habilidades sociales las tengo bastante flojas. El hecho de relacionarme con la gente. Ahora se lo que me pasa, pero antes había cosas que no entendía, me pasaban por alto y tampoco sabía que a los demás no le pasaba. Era como algo normal. El diagnóstico fue una liberación para mí. De repente todo tenía sentido.

¿Qué ha cambiado tras el diagnóstico?

-Ahora se exactamente cuáles son mis carencias y las puedo trabajar con la asociación. También, de cara a mi entorno, comprenden que si actúo de alguna manera no es porque sea una maleducada o un poco infantil, sino porque no soy consciente a veces de algunas situaciones que se dan y, en consecuencia, no actúo como corresponde y eso para mi entorno ha sido muy importante conocerlo.

¿Qué ha supuesto en tu trabajo el hecho de que visibilice este trastorno?

-He empezado hace dos meses y medio y desde el principio ya sabían que soy aspi. Si bien no saben muy bien lo que es, hay gente que le cuesta un poco querer saberlo. No hay ninguna diferencia en el trato hacia mí. Igualmente hay cosas que me provocan ansiedad como el modo de hablar de algunas personas que crea tensión y ya está resuelto. Parece una tontería pero también me cuesta bastante llamar a la gente o atender las llamadas, aunque es una mis tareas principales. No obstante, es una manera de trabajar todo lo que me sucede.

¿Cómo ha reaccionado tu entorno al saber el diagnostico?

-Entre mis amigos, bien. Las diferencias que puedo tener son parte de mi encanto, lo que les gusta. En mi familia, bien pero mi madre no lo asume, es como si me lo hubiera inventado. Es cuestión de tiempo.

Uno de los signos distintivos de Asperger es la sinceridad. ¿ Te ha acarreado algún problema?

-Sí, muchos. En una cena familiar invitaron a varios amigos y uno no me caía muy bien. Intenté ser educada y me hice la disimulada para evitar saludarlo. Estaba orgullosa de mi comportamiento, pero todos se dieron cuenta de que le había girado la cara. Pensé que disimulaba bien pero no fue así. Con el tiempo voy aprendiendo pero aún me queda.

¿Qué le aporta la Asociación de Asperger?

-Trabajar las flaquezas que tengo. Hago terapia individual y grupal de adultos. El hecho de haber conocido más aspis adultos y ver que cosas que me pasan a mi también les pasa a más gente resulta gratificante. Algo que me pasa mucho es que me bloqueo cuando me hacen muchas preguntas seguidas y saber que ellos también se bloquean me anima bastante.

Pero trabaja y estudia. Su vida es totalmente normal.

-Pero con esfuerzo. El Asperger me ha afectado bastante en el tema laboral a la hora de conseguir trabajo. Primero empezando con algo tan sencillo como dejar un curriculum hasta las entrevistas. Cuando empecé a trabajar, a los 16 años, no aguantaba y me daba ansiedad.

¿Qué rasgos identifican a una persona con Asperger?

-A la hora de socializar. Ahí es donde se nota más porque no seguimos un patrón.




DATOS

Sede de Asperger: calle Menorca, numero 6, planta baja,
Contacto: 971102758, 678874186 y correo aspergeribizayformentera@gmail.com
Servicios: Terapia individual y de adultos; terapia a la transición de vida adulta, grupos de padres, seminarios de formación, formación online y congresos anuales.
Para realizar su aportación al ES 13 20560015 6641 0200 6964